La mente es maravillosa, 10 maneras de entrenarla para tu beneficio

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Tabla de Contenidos

La mente es maravillosa, pero algunas veces, las charlas internas que tenemos con ella pueden tener un impacto negativo en nuestras vidas. Los budistas Zen se refieren a la charla constante de la mente, como mente de mono.

Buda decía que la mente humana está llena de monos borrachos arrojándose de ramas de árboles, saltando y parloteando sin parar. En realidad, se refería al constante movimiento de nuestra mente que va de pensamiento en pensamiento, charlas internas sin mucho sentido, como por ejemplo:

  • Un repaso de una larga lista de tareas pendientes.
  • Realizar una lista de tus miedos, tanto reales como imaginarios.
  • Recordar cosas hirientes que han sucedido en el pasado.
  • Juzgar el presente de forma no amigable, autojustificando nuestros actos.
  • Crear catastróficos “qué pasaría si” en escenarios futuros.

Estas múltiples charlas internas, esos monos que parlotean entre si, es la mente de mono.  Es casi imposible de frenar, por lo que disfrutar del momento presente se vuelve sumamente difícil . Además, toda la negatividad que trae esta mente de mono afecta a nuestro estado de ánimo, haciéndonos infelices, con un sentimiento de inquietud y ansiedad; como así también dificulta nuestra capacidad de concentración; lo cual tiene un impacto negativo en nuestro comportamiento, e interfiere con nuestra capacidad de tener interacciones positivas con los demás.

El mayor problema es que para evadirnos de esta situación, buscamos estar siempre distraídos con algo (smartphones, televisión, etc) ya que evitamos estar un momento a solas con nosotros/as mismos/as, para que los monos no vuelvan a tomar el control de nuestra mente. La buena noticia, es que hay maneras de conseguir que la mente de mono se calme, sin recurrir a distracciones superfluas.

Entonces como conseguir que esos monos trabajen a nuestro favor, para lograr…

  • Claridad de la mente.
  • Centrarnos en el presente y en la tarea que estamos desempeñando.
  • Mejorar la calidad del sueño.
  • Aumentar la sensación de calma y de bienestar.
  • Ser más felices

Te has decidido a domesticarlos? ¡Vamos a por ello!

A continuación, veremos 10 maneras de domesticar y calmar tu mente de mono.

1. El mono que vive en tu mente puede ser domesticado.

El primer paso en su búsqueda para calmar la mente del mono es saber que es posible hacerlo. Es muy probable que hasta este punto hayas permitido que tu mente de mono trabaje de manera «salvaje». Pero ahora vas a poner fin a eso. Pero esto no quiere decir que tus pensamientos desaparecerán. A partir de ahora vas a poder controlar tus pensamientos.

2. Habla con el mono que vive en tu mente.

Cuando tu mente de mono está en pleno funcionamiento, puedes calmarla teniendo una conversación con ella. Detente un momento a escuchar lo que tu mente de mono está diciendo. ¿Por qué esta molesta? ¿Toda ese ruido de fondo es acerca de que? A continuación, te propongo hacer lo siguiente:

  • ¿Está tu mente de mono tratando de recordar algo que hay que hacer? Puedes anotarlo o agendarlo para hacerlo mas adelante y de esta manera tu mente de mono no tiene que preocuparse mas de ello.
  • Esta tu mente ansiosa por algo en el futuro? Asegurale a tu mente de mono que todo va a estar bien. Muéstrale el peor escenario posible, junto al plan para superar ese escenario, aún mejor, planteale también un plan B.
  • ¿Está tu mente de mono expresando resentimiento por algo que ocurrió en el pasado? Calmala diciéndole que ya no se puede hacer nada, pero que has aprendido la lección y obraras distinto la próxima vez

A veces tu mente de mono sólo necesita ser escuchada. Una vez que sienta que le ha sido permitido expresar sus quejas y preocupaciones, se calmará.

3. Establecer una práctica de escribir un diario.

Esto es similar al punto anterior, pero es más deliberado. Mediante el establecimiento de una práctica regular de escribir un diario, estarás estableciendo un tiempo cada día, para hacer frente a las preocupaciones de tu mente mono. Veamos como:

  • Deje a tu mente del mono saber que cada mañana vas a dedicar de 15 a 20 minutos para dejar que se exprese.
  • Durante ese tiempo, anota todo lo que estas pensando, lo que estas sintiendo y cualquier cosa que te preocupe.
  • Haz esto durante el tiempo que has asignado a escribir todo en tu diario, cuando el tiempo haya pasado, detente.

Una vez que el tiempo ha terminado, deja a tu mono saber que ha tenido el tiempo de decir lo que quería y que ya no prestarás atención a cualquier otra cosa que diga, hasta la próxima sesión de escritura en el diario, el día siguiente. Acto seguido, mantén tu palabra. Si tu mente de mono comienza a hacer ruido en cualquier otra hora del día, rehúsa poner tu atención en cualquier pensamiento que la mente del mono esté generando.

Dile a tu mente mono lo siguiente: «Tu tiempo de hoy ha terminado. Espera hasta la sesión de mañana. Te escucharé en ese tiempo» Pronto, tu mente de mono se dará cuenta de que es completamente inútil llamar la atención en cualquier momento que no sea durante tus sesiones de diario.

4. Medita.

Meditar es la técnica más eficaz que puede utilizar para calmar tu mente de mono. Meditando vas a entrenar la mente y vas a recuperar el poder y el control sobre tus pensamientos. Si creas una práctica diaria de meditación te convertirá en un expert@ en calmar tu mente y podrás silenciarla a voluntad.

5. Practica la técnica ABC.

Una gran parte del tiempo, la mente de mono es originada por tus pensamientos que están en desacuerdo con lo que está pasando. Es decir, hay un contraste entre sus pensamientos y tu entorno. Cuando el momento presente no se alinea con lo que tu mente de mono quiere, tu mente mono comienza a generar ruido.

La técnica ABC puede ayudarte a lidiar con la disparidad entre lo que tu mente de mono piensa que debería estar sucediendo, y lo que está sucediendo realmente. Así es como funciona:

  • A la “Activación» de un evento. Es decir, algo sucede.
  • B es para “creencias” (Belive en ingles). Tu mente de mono empieza a interpretar lo que está sucediendo en base a tus creencias.
  • C es para “consecuencias”. Como consecuencia de los pensamientos que está teniendo sobre lo que acaba de ocurrir, se siente ciertas emociones.

La clave para domesticar la mente de mono mediante la aplicación de la técnica de ABC, es cuestionar las creencias en que la mente del mono se basa con el fin de llegar a sus conclusiones. Aquí hay tres ejemplos de como cuestionar esas creencias:

  • ¿La gente esta realmente obligada a actuar en todo momento, en la forma en que yo quiero que actúen?
  • ¿Es realista creer que las cosas siempre tienen que hacerse a mi manera?
  • ¿Es cierto que tengo que hacerlo todo bien, todo el tiempo?

Si rechazas las creencias en las que tu mente de mono se basa para justificar su rabieta, no tendrá otra opción más calmarse y estar mas tranquila.

6. Deja de buscar un significado a las cosas.

Pablo Picasso dijo una vez lo siguiente: “Si tan sólo pudiéramos remover nuestro cerebro y usar solamente nuestros ojos” A pesar de que es una imagen bastante grotesca, podemos hacer una pausa por un momento y reflexionar sobre el significado de la cita.

Picasso lo que está diciendo es que simplemente debes permitir que tus sentidos «recibir» en lo que está pasando a tu alrededor, sin mas. Omitir el paso en el que tu mente de mono salta y empieza a juzgar, criticar o incluso quiere buscar un significado a lo que percibes. Si haces esto de manera regular, solo disfrutar del momento notarás que empiezas a ver las cosas más claramente. Además, podrás disfrutar de las sensaciones mucho más de lo que lo hacías antes.

7. Recita un Mantra.

Interrumpe a tu mente de mono y distraela recitando un mantra. Cuando recitas un mantra, concentras tu atención  y la enfocas en una palabra, frase o sonido. Puedes usar cualquier mantra que quieras.

Incluso puedes recitar tu mantra silenciosamente, pero es más efectivo si lo repites en voz alta. Por lo que involucras al sentido de la audición y cuantos más sentidos puedas estimular, más fácil será distraer tu mente de mono.

Además, al repetir una frase positiva, ya sea para ti o en voz alta, estarás escuchando algo positivo, en vez de escuchar la negatividad que es enfatizada por tu mente de mono.

8. Juega al juego de los 5.

El momento en que escuchas al primer mono aullando en tu mente, sabrás que es muy probable que tu mente se haya alejado y que ya no estas en el momento presente. Por lo que tu objetivo será calmar a los monos de tu mente, trayendolos de nuevo al presente.

Una manera de traer tu mente de vuelta al presente es jugando el Juego de los Cincos. Deten tu tren de pensamientos y observa cinco cosas en su entorno. Pueden ser cinco cosas que ves, oyes, o hueles. Luego, profundiza las sensaciones de ese objeto, sonido o olor. Puedes hacer esto fingiendo que es la primera vez que has experimentado algo así, es decir, la primera vez que ves ese objeto, ese sonido, o ese olor, y adoptando una sensación de asombro.

El momento en que haces esto, toda tu atención se situara en el momento presente, y tu mente de mono será silenciada.

9. Involucrar a tu mente en lo que estés haciendo.

Estoy seguro de que has experimentado momentos en que tu mente estaba completamente calmada. Tal vez estuviste tan involucrado en un libro, o en una película, o en tu escritura, que la mente de mono se calló. Porqué? porque  estuviste inmerso en lo que estaba pasando, sin mas.

Esta es una forma de silenciar a tu mente de mono, mediante la participación de tu mente en una actividad. La próxima vez que tu mente de mono te esté volviendo loco/a, busca una actividad que te atraiga, de modo que toda tu atención se coloque en lo que estás haciendo, y no ya no habrá atención para escuchar a la mente de mono.

10. Intenta respirar usando la técnica Piko-Piko.

La respiración Piko-Piko es una de las prácticas básicas de la antigua filosofía hawaiana Huna. «Piko» significa «ombligo» o «centro». La técnica implica hacer lo siguiente:

  • Respira profundamente. Al inhalar, coloca su atención en la corona de tu cabeza.
  • Al exhalar, centra tu atención en tu ombligo.
  • Mantenga la respiración mientras cambias tu atención de la corona de tu cabeza, a tu ombligo.
  • Haga esto varias veces.

El acto de respirar profundamente, centrando la atención en un punto, y luego automáticamente mover la atención a otro lugar te ayudará a calmar tu inquieta mente.

Conclusión

Como te dije en la introducción de este post, domesticar a tu mente de mono tiene muchos beneficios. Aunque hacer esto de calmar tu mente te tomará algo de práctica, pero si eres constante lo puedes hacer.

Tal vez te interese...

Te gusto lo que has leído en este post? Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email