Acompañar a un niño en sus primeros pasos en este mundo, participar en su descubrimiento y exploraciones de su entrono y por ende de su vida, puede y debe ser una de las misiones más maravillosas, difíciles y comprometidas que un ser humano puede afrontar.

Todo lo que podamos hacer hoy por ellos repercutirá en su futuro y en consecuencia del futuro del planeta, un planeta que como vemos en las informaciones que nos llegan a cuentagotas, esta herido casi de muerte. De nosotros depende, en gran parte, cómo mirarán, cómo sentirán, cómo se relacionarán y vivirán en el día de mañana. Sin duda, una responsabilidad y un viaje maravilloso.

Por lo que me gustaría dejarles una lista de 10 principios si se los trasmitimos los ayudarán a construir un futuro más esperanzador y tal vez, un mundo mejor.

1. Hemos de disculparnos y pedirles perdón cuando nos equivoquemos.

2. No hemos de creer que somos más inteligente que los niños por simplemente, tener más años.

3. Darles las gracias cuando hagan algo bueno por tí, o por los demás.

4. Si cometemos algún error y metemos la pata, admitirlo abiertamente.

5. Escuchar a los niños con atención, no ignorarlos.

6. Ponerles límites para obtener un comportamiento aceptable.

7. Predicar con el ejemplo.

8. Enseñarles a practicar la compasión, la bondad y el amor.

9. Hacerles ver que las acciones tienen consecuencias, tanto las buenas como las malas.

10 . Disfrutar observándolos y cuidándolos. No hay mayor privilegio y responsabilidad que acompañarles y guiarles en el viaje que comienzan, lleno de desafíos y con alguna que otra recompensa. 🙂

Para despedirme, la reflexión de una gran filosofa…

MAFALDA

Tal vez te interese...

Te gusto lo que has leído en este post? Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email