Ya conoces la sensación: son las 10 de la mañana, estas bebiendo tu tercera taza de café, y tu mente aun no se despierta. Estas agotad@ – física, mental y emocionalmente, para peor, te sientes desapasionado con las cosas que una vez te traían alegría y felicidad.

Sentirse agotad@ es la forma que tiene tu cuerpo de decirte… Para!

Mientras que un café doble y una falsa sensación de energía pueden ayudarte a parecer renovado y dispuest@ a seguir adelante, sabes que eso sera solo temporal.

Para realmente poder cambiar las cosas necesitas invertir en ti a largo plazo. Así que a continuación, te propongo estas 12 formas de hacerte cargo de tu destino y al mismo tiempo transformar tu vida… te animas a intentarlo?

1. Descansa

Tu cuerpo es una máquina. Una máquina hermosa, auténtica e increíblemente compleja que necesita cuidado y descanso. Al igual que pones a cargar tu teléfono, también debes recargar tu cuerpo y tu mente cada noche. Los estudios demuestran que el sueño de una buena noche literalmente limpia el cerebro de toxinas que se acumulan durante el día, por lo que un ciclo de sueño de siete a ocho horas es fundamental para tu bienestar físico y mental.

Si se te hace imposible dormir bien durante la noche y no llegas a completar este ciclo de sueño, haz pequeñas siestas de no mas de 30 minutos (power nap) para lograrlo.

2. Piensa mientras comes

Comer atento requiere práctica. Mucha práctica. Especialmente si eres el tipo de persona que come con una mano mientras usa el teléfono  para revisar las redes sociales, responder a correos electrónicos y llamadas telefónicas con el otro. Comer consciente te desafía a considerar la esencia de todo lo que consumes, de dónde vino, qué valor agrega a tu cuerpo y cómo llegó a tu plato.

Comer atento te ayuda a construir una relación saludable y sostenible con alimentos que van más allá de satisfacer el hambre. Numerosos estudios muestran que comer atento puede levantar tu estado de ánimo, disminuir el estrés, perder peso al mismo tiempo que introduce comportamientos alimentarios saludables.

3. Evita la cafeína

La cafeína es un estimulante que afecta directamente tu sistema nervioso central. Es por eso que un exceso de café puede hacer que su corazón se acelere y que sientas que tu cabeza «palpita». Si ya te sientes ansios@, estresad@ o quemad@, un doble shoot de café expresso no es una solución a largo plazo.

En su lugar, trata de usar soluciones más naturales a largo plazo como ejercicio y meditación para sentirse energizado y despierto. Si eres de los que no puede imaginarse la vida sin una taza de café por la mañana, trata de construir una relación más consciente con el café. Disfruta del olor intenso y el sabor mientras bebes en tu taza preferida, o incluso empieza reduciendo el consumo durante el día, hasta llegar a solo tomarte el café de por la mañana. 

4. Haz ejercicio

El movimiento es un poderoso impulsor del ánimo y reductor del estrés y se ha demostrado que protege la memoria y las habilidades del pensamiento. Ya sea andar en bicicleta, correr o caminar deprisa o yoga por un periodo corto de tiempo al día, ayuda a aprender a utilizar el movimiento como una forma de aliviar el estrés. El ejercicio por la mañana puede ayudar a establecer el ritmo para el resto de su día y estar mas concentrado.

Trata de organizar tu día para tener aunque sea sólo 10 minutos de actividad moderada cada día, y poco a poco trabajar para alcanzar el objetivo de poder realizar 30 minutos de ejercicio diariamente que lo recomendado. Recuerda que tienes que vivir con tu cuerpo el resto de tu vida, así que cuidalo!

5. Disfruta del silencio

Sí, lo se. Cada artículo de transformación de la vida que te puedas encontrar por ahí predica los poderes curativos de la meditación, pero eso es porque realmente funciona. Alrededor del 80 por ciento de las visitas al médico son para problemas relacionados con el estrés. Eso es mucho tiempo y dinero gastado para tratar problemas que podrían prevenirse si todos practicábamos un poco de «autocuidado» a través de la meditación. La meditación puede reducir el estrés, aumentar la inmunidad, mejorar el sueño y posiblemente aumentar la felicidad. Incluso sólo 5 minutos de meditación pueden iluminar tu día. Además, las personas que meditan en realidad son más racionales y menos ansiosas cuando se enfrentan a desafíos.

6. Cuida tu piel

Los cambios reales de la piel suceden desde dentro, no gastes dinero en cremas milagrosas o maquillaje. Busca los productos (y los alimentos) que ayuden a cuidar tu piel y sobre todo bebe mucha agua. Sigue un ritual de cuidado de la piel diario por las noches, si es necesario hidratala, con cremas especificas para ello y con el tiempo verás los efectos transformadores que trascienden tu piel y levantan tu estado de ánimo.

7. No alimentes tu ego, alimenta tu alma

Este punto es simple: haz cosas que te hacen gusten. Muchas veces confundimos éxito con alegría, pero esto no es necesariamente así. Trabar duro para conseguir el éxito laboral o profesional puede hacer que alcances tus metas, pero la energía necesaria para poder llevar eso a cabo, a veces puede resultar menos efectiva si no te tomas un tiempo para relajarte y tomar un merecido descanso, no todo es dinero y éxito en la vida!.

Si te lo puedes permitir, date unos caprichos y por ejemplo, comprate ese zapatos que ha estado mirando, disfruta de un helado durante tu hora de almuerzo o pasa todo el fin de semana con un maratón de películas o series de las que te gustan. Sea lo que sea que elijas, hazlo porque te gusta, no porque sea algo más que tachar items en tu lista de tareas pendientes.

8. Escucha a tu intuición

¿Sientes vértigo al tomar una decisión? Una rara sensación en el estomago? Empieza a escuchar a tu cuerpo. Nuestros cuerpos a menudo nos dicen lo que necesitamos antes de que sepamos que lo necesitamos. Toma una siesta cuando estás cansad@. Vete de viaje si lo estas necesitando, aunque sea uno corto. Pregúntate por qué algo no te sienta bien. A menos que seas una persona muy intuitiva, escuchar tu instinto requiere práctica. Aléjate de lo que te suponga le desafío inmediato y que no te haga sentir a gusto, date un respiro y se honest@ contigo mism@ acerca de sus sentimientos. En ocasiones sabes lo que necesitas, solo que no te escuchas a ti mism@

9. Rompe las rutinas

Romper la rutina puede ser una de las mejores curas para el cansancio del mundo. Haz algo completamente nuevo una vez por semana o, si se te sientes muy entusiasta y no te asustan los cambios, una vez al día. Podría ser tan simple como hacer una nueva ruta hacia el trabajo o realmente iniciar ese proyecto que tienes en mente desde hace tiempo. Las nuevas experiencias abren tu mente a nuevas maneras de pensar y de percibir, que a su vez te ayudan a estar bien contigo mism@

10. Create un entorno positivo

Construye relaciones sanas comenzando con ser consciente de que y quienes llenan tu vida. Puede parecer desalentador transformar las relaciones tóxicas en las que hasta has conseguido estar comod@ (o acostumbrad@), ya sean relaciones con amigos o familiares, comida, trabajo o incluso contigo mism@. Reevalúa tus relaciones y ten en cuenta el valor que agregan a tu vida y bienestar. Además, las personas que son conscientes de sus relaciones tienden a ser más seguros en su propio juicio.

Tal vez te interese:   Como dormirse rápido y como dormir mejor: 10 consejos.

11. Aprende algo nuevo

El aprendizaje de algo nuevo nos hace felices. También nos ayuda a vivir vidas más largas, plenas y más satisfactorias. El consejo es empezar de forma gradual y alcanzable, prueba algo como aprender a exprimir esa cámara de fotos que tienes en un cajón, viendo tutoriales de YouTube desde la comodidad de tu sillón  Pero si estas pensando en algo mas exigente, podrías inscribirte a un curso de diseño web de tres meses de duración, por ejemplo. Cualquier cosa que decidas aprender, tu cerebro te agradecerá mantenerlo despierto y joven.

12. Escribe un diario

Escribir un diario se ha demostrado como una herramienta eficaz para aliviar el estrés, aumentar la comprensión, la creatividad, construir la autoconfianza y para alcanzar los objetivos propuestos. Como puedes ver, son un montón de beneficios en una tarea simple. El truco es no «obligarse» a escribir todos los días. El proceso de escritura en sí, es mucho más importante que la frecuencia con que se escribe.

Sobre que escribir? anota todo lo que viene a la mente, metas, ideas acerca de que mejorar en tu vida, planes alternativos por si los principales fallan… deja volar tu imaginación. Lo único que tienes que hacer para llevar a cabo esta tarea de forma efectiva, es ser constante y guardarte tiempo (al menos dos o tres veces por semana (si puedes mas, mejor)) y escribir y repasar lo escrito anteriormente. Puedes ver los consejos para comenzar a escribir un diario personal en este otro post

 

Bibliografía que te puede interesar:

A continuación algunos libros que te pueden ser útiles a la hora empezar cambios en tu vida, son libros seleccionados de Amazon que tienen una puntuación de 4 estrellas o mas, espero te gusten!

Tal vez te interese:   Miedo irracional, guía rápida de como tratarlo.

 

 

Autor

Ultimos Posts

Sígueme en Facebook

Tal vez te interese...

Deja un comentario

Te gusto lo que has leído en este post? Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email