Tabla de Contenidos

Vivimos en un mundo ocupado, lleno de constantes distracciones, nuestras mentes siempre están ocupadas y siempre estamos haciendo algo, deseamos calmar la mente, pero algunas veces no sabemos como.
Entonces te pregunto…  ¿cuándo fue la última vez que no hiciste nada durante 10 minutos? Cuando digo nada, no me refiero a ver la televisión. Quiero decir literalmente nada. No hablar, no comer, no leer, no recordar el pasado o la planificación para el futuro. Simplemente no hacer nada.
Seguro tienes que apelar a la memoria por un rato largo, lo que es una cosa bastante sorprendente teniendo en cuenta nuestra mente es el recurso más valioso que tenemos.

¿Por qué tener una mente constantemente ocupada nos genera estrés?

Con nuestra mente constantemente ocupada, distraída y pensando en el pasado o el futuro, no le damos tiempo para relajarnos. Nuestra mente se agita como una lavadora con todas estas emociones confusas que no sabemos cómo tratar.

¿Y cuál es el resultado?

Nos perdemos lo que pasa en nuestro presente. Nos perdemos las cosas que son realmente importantes.

Cómo calmar tu mente para que pueda estar atenta al presente

En la siguiente charla de TED, Andy Puddicombe dice que 10 minutos de meditación  es todo lo que necesitamos para ganar una mente relajada y enfocada. Él explica brillantemente por qué la meditación es tan poderosa y cómo practicarla.

(Activa los subtitulos en español, con el boton «cc» abajo a la derecha) 😉

La técnica más simple y eficaz de meditación que cualquier persona puede utilizar

Andy Puddicombe sin duda ofrece una gran sugerencia cuando se trata de mindfulness.

Pero también tengo una técnica de meditación que me gustaría compartir con ustedes. Esta técnica es aún más simple que otras.

Todo lo que tienes que hacer es centrarte en un objeto frente a ti, lo que permite a la mente permanecer en el momento presente.

Ese objeto actúa como un punto de referencia de la atención, al cual la mente puede fácilmente ser «atada». Cada vez que tu atención se desvía con pensamientos que vuelven a tu mente, sólo tienes que volver a traer tu atención de vuelta al objeto, sin juzgarte por ello.

Es importante que te des cuenta de que tu mente se perderá, se ira al lugar que mas le gusta… pensar en cosas pasadas o en futuros que aun no han llegado, así que nuevamente… no te juzgues porque esto suceda, es normal, simplemente vuelve a poner tu atención suavemente hacia el objeto.

El objeto puede ser cualquier cosa, lo que mas te guste… desde la llama de una vela hasta una piedra, cualquier cosa puede ser usada.

Observa todos los detalles de su objeto, incluso a lo que huele o como suena (si es que emite sonidos). Permítete ser uno con el objeto.

Comienza lentamente concentrando tu atención por un tiempo de 2 a 5 minutos y aumenta el tiempo gradualmente. Yo hago esto por unos 20-30 minutos al día (y empecé con 1 minuto!).

Mi mente todavía se pierde, pero no tanto como solía hacerlo. Según los textos budistas, ¡se alcanza el «nivel maestro» cuando uno puede concentrarse en un objeto durante 4 horas sin perder el foco!

Esta técnica de meditación enfocada hacia un objeto es muy calmante y centrante. Nos ancla en el momento presente, liberándonos de los juicios sobre el pasado o de las preocupaciones por el futuro que aun no llego.

Pruébalo y hazme saber cómo te va!

 

Bibliografía que te puede interesar:

A continuación algunos libros que te pueden ser útiles a la hora de trabajar la meditación, son libros seleccionados de Amazon que tienen una puntuación de 4 estrellas o mas, espero te gusten!

 

Tal vez te interese...

Te gusto lo que has leído en este post? Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email