Significado de paz interior

Para saber que es, primero necesitamos definir este término. La paz interior no es un estado de pasividad, y ciertamente no hace que la vida sea aburrida. Al contrario, te hace más consciente, vivo y feliz. Te ayuda a vivir la vida más plenamente.

«Los barcos no se hunden por el agua que los rodea, los barcos se hunden por el agua que entra en ellos. No dejes que lo que está sucediendo a tu alrededor se meta en tu interior y te pese. » – Desconocido

Entonces si lo que importa no es lo que te rodea, sino como te encuentres interiormente, vamos a ver 5 prácticas para ayudarte a mantener la paz y la perspectiva…

1. Esperar los giros que pueden dar las cosas.

Recientemente, me fui en unas largamente esperadas vacaciones. Poco después del aterrizaje, salí del avión aliviado y emocionado para comenzar mis vacaciones.
Por desgracia, mi equipaje llegó en condiciones lamentables.

«Noooo, ¿Por qué a mi?» Pensé. Esta fue la primera vez en años que había facturado mi equipaje y aparentemente fui el único pasajero al que le sucedió esto.

Me di cuenta entonces, que tenía dos opciones: podría dejar que esto arruinara mis vacaciones, o que podría disfrutar de mis vacaciones sin darle mayor importancia que comprar otra mochila.
Lo admito, mi primera reacción fue quejarme. Pero rápidamente tomé consciencia de esto y me dije para mi mismo que no pasaría mis vacaciones pensando en ello.

Los acontecimientos inesperados suceden. Es importante reconocerlos como parte de la vida y planificarlos cuando sea posible. A pesar sentirme molesto por ya no poder usar mi mochila a la que tanto aprecio le tenia, recordé lo afortunado que era al poder usarla en primer lugar.

Inclusive y afortunadamente, el seguro de la tarjeta de crédito se hizo cargo de la situación.

En definitiva, si aprendemos a esperar lo inesperado, pasaremos menos tiempo resistiendo las inevitables vueltas que da la vida y más tiempo tratando de ser proactiv@ con ellas.

2. Mira toda la foto.

Eventos y experiencias dolorosas nos suceden a todos. A veces, son tan dolorosas que se siente como que la sensación de dolor o el dolor fuesen eternos. Pero el tiempo todo lo cura y a veces estas experiencias traumáticas puede venir incluso bien, ya que nos hacen cambiar la perspectiva de las cosas.

Así que no importa lo terrible que te sientas en esos momentos, se consciente que tienes la fuerza para superarlo. Habrá muchos momentos en el futuro, tanto felices como difíciles. Y si puedes sobrevivir a una experiencia dolorosa, también puedes sobrevivir a la siguiente.

También ayuda a recordar, que algunos de los mayores retos de la vida terminan siendo nuestros mejores maestros. Es posible que no puedas controlar lo que sucede, pero puedes decidir qué lecciones deseas aprender de todo ello.

3. Mimate

¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo bueno para ti mism@?

La mayoría de nosotros pasamos tiempo haciendo favores o algún trabajo para otras personas, pero rara vez nos detenemos y disfrutamos de un momento para nosotros.

Al ponernos constantemente en situaciones estresantes (buscadas o no), acabamos dañando nuestra salud a largo plazo.

Tómate tiempo para ti mism@. Siéntate y escucha su música favorita, busca un pasatiempo, o mejor aun medita. Algunas de las maneras mas sencillas de desestresarse pueden ser, un paseo, leer un buen libro, etc…

Cuando te cuidas a ti mism@, te sientes más centrad@, tranquil@ y más capaz de manejar mejor cualquier desafío que la vida ponga en tu camino.

Todos necesitamos tiempo para relajarnos y reflexionar sobre nuestro día. Además, tomar pausas te ayudara a abordar las tareas con mayor claridad y tranquilidad.

4. Practica la paciencia

En estos tiempos de la inmediatez queremos todo para ya, sin tener en cuanta que todo requiere de un proceso antes de ver el resultado final

Nos sentimos ansiosos cuando algo en nuestra vida es una asignatura pendiente y que no sabemos que nos deparara. Este tipo de ansiedad de conseguir respuestas ya mismo, tiene consecuencias físicas como el aumento del estrés y la tensión muscular, los cuales no son nada saludables.

Es difícil, pero puedes tratar de ser más paciente. Empieza, por ordenar tus pensamientos y poner la atención en las cosas que son realmente productivas, como por ejemplo, centrarse en las acciones, más que en los resultados.

Sabiendo que a veces sólo el tiempo puede resolver una situación, puede darte la capacidad de dejar ir y estar presente. Siempre es más fácil estar tranquil@ cuando se estas viviendo el momento… deja que todo fluya.

Trabaja con  la mirada puesta en el objetivo y no en el resultado a corto plazo. Es más fácil decirlo que hacerlo. Pero es importante tener los objetivos claros y perseverar… Tu puedes!

5. Sentir la paz con un cambio de mentalidad

Todos experimentamos decepciones y momentos inesperados que no siempre son positivos. Si te sientes abrumado por los altibajos que da tu vida, es el momento de dar un paso atrás y reflexionar sobre cómo reaccionar a las cosas.

La paz interior proviene de apreciar la vida, con todos sus golpes y peculiaridades. Se trata de hacer lo que se pueda, sabiendo que a veces el camino que elijas tendrá giros inesperados.

Vivir es todo un desafío, pero si logras soportar las tormentas que vienen en camino y eres consciente de eso, de que solo son tormentas y que saldrá el sol después de todo. Seras capaz de salir más fuerte de cada chaparrón.

Fuente: Tinybuddha.com

Bibliografía que te puede interesar:

A continuación algunos libros que te pueden ser útiles a la hora de mantenerte en paz sin importar tu entorno, son libros seleccionados de Amazon que tienen una puntuación de 4 estrellas o mas, espero te gusten!

 

 

Autor

Ultimos Posts

Sígueme en Facebook

Tal vez te interese...

Deja un comentario

Te gusto lo que has leído en este post? Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email