Tabla de Contenidos

La confianza en si mismo, es la piedra angular de las relaciones interpersonales. Si no crees en ti mismo, ¿cómo pueden los demás creer en ti. Aquí no hay formulas mágicas, o medicamentos que te ayuden, tienes que empezar a trabajar en ti mismo.

A continuación, voy a mostrarte siete trucos mentales que les enseñan a a los agentes del FBI para aumentar sus dotes de confianza, que puedes utilizar para tener más confianza en ti mismo, vamos a ello?

1. Llévate a ti mismo hasta los limites de tus creencias

Cuando somos niños pensamos que podemos conquistar el mundo, pero en algún lugar entre la infancia y la edad adulta, el entusiasmo y la inclinación natural a soñar en grande desaparecen. Nuestros padres y profesores nos comienzan a imponer sus propias creencias y reglas acerca de lo que podemos y no podemos hacer en la vida, sobre nosotros.

Cómo lograrlo?

Encuentra tus límites exponiéndote a diferentes situaciones y empujate a fuera de tu zona de confort, has algo que siempre has querido y no te animas a hacerlo porque es muy riesgoso, por ejemplo, parapente o salto en paracaídas. Te sorprenderás de lo que eres capaz de lograr!!!

 

2. Nunca confundas la memoria con los hechos.

Nuestra memoria no almacena la información exactamente como se presenta. En su lugar, nuestra mente hace un «resumen» de la experiencia y la almacena de manera que tiene más sentido para nosotros. Es por eso, que diferentes personas que presencian el mismo evento, a menudo tienen diferentes versiones.

Tu mente tiene un sesgo de confirmación incorporado. Eso significa que almacena información que es consistente con sus propias creencias y valores. Este sistema de memoria selectiva ayuda a evitar que el cerebro se sobrecargue con demasiada información.

Tienes que aprender a reconocer que tu memoria no siempre te proporciona información exacta. Por ejemplo, si tienes baja autoestima, tu cerebro tiende a almacenar información que confirma tu falta de confianza. Eso será todo lo que recuerda de un evento específico.

Cómo lograrlo?

Revisa los hechos de un recuerdo cargado de creencias auto limitantes y tratar de obtener una perspectiva más precisa sobre el evento. Habla con otros que podrían tener una perspectiva diferente.

 

3. Habla contigo mismo.

Esto puede parecer una locura (incluso hasta hace poco era un claro síntoma de ello!!), pero funciona. Hablar contigo mismo puede hacerte más inteligente, mejorar tu memoria, ayudarte a enfocar e incluso aumentar el rendimiento atlético. En el documental El Cerebro Humano se afirma que nos decimos de entre 300 y 1.000 palabras por minuto. Las Fuerzas Especiales de la marina Estadounidense usan el poder de la auto-charla positiva como una manera efectiva de atravesar tiempos difíciles.

Por ejemplo, para instruir a los reclutas a ser mentalmente fuertes, les enseñan a hablar positivamente a sí mismos, para que puedan aprender a superar los miedos resultantes del sistema cerebral límbico, una parte primordial del cerebro que nos ayuda a lidiar con la ansiedad.

Cómo lograrlo?

Se positiv@, porque la forma en que te hablas a ti mismo influye en tu respuesta neurobiológica. Cuando te dices, «Sé qué hacer ahora» o cuando veas a las situaciones difíciles como un desafío en lugar de un problema, has convertido tu respuesta en algo positivo.

 

4. Piensa en positivo para superar la negatividad.

Desde los primeros días, los seres humanos aprendieron a comer o a ser la comida. Nuestro prejuicio natural a la negatividad nos ha mantenido a salvo del peligro durante miles de años. Pero en estos tiempos en los que vivimos donde ese peligro ya no es tan evidente, cada cosa nueva o diferente NO es una amenaza para nuestra supervivencia. Este sesgo de la negatividad puede minar nuestra confianza porque estamos «programados» para prestar atención a todo lo que hemos hecho mal.

El truco es «cazar» las cosas buenas. Puede ser difícil, ya que nuestra mente a veces lo es como el teflón y no deja adherir las cosas positivas que nos pasan. Pero lo negativo que nos pasa es como el velcro, se pega.

Cómo lograrlo?

Vamos a ver cinco pensamientos positivos para contrarrestar cada pensamiento negativo.

  • Disfruta cada pensamiento positivo durante 20 segundos, antes de pasar al siguiente pensamiento positivo.
  • Aprende a reconocer las emociones buenas y también las malas.
  • No trates de suprimir los pensamientos negativos, solo se consciente de que son solo eso, pensamientos negativos.
  • Etiqueta a las emociones por lo que realmente son y sigue adelante.
  • No entres en un diálogo interno sobre una emoción negativa, porque entonces se vuelve más poderosa.

 

5. Aumenta tus niveles de curiosidad.

La curiosidad es un rasgo importante para cualquier persona que quiera tener confianza y éxito.

La curiosidad es la base del crecimiento a lo largo de toda la vida. Si seguimos siendo curiosos, seguimos siendo aprendiendo y nuestras mentes y corazones crecerán cada día más. Podemos conservar nuestra mente curiosa de cuando eramos niños, mirando hacia adelante, descubriendo nuevas experiencias y guardando en nuestra mente estos nuevos recuerdos positivos.

Cómo lograrlo?

Hazte preguntas y ten curiosidad porque:

  • Hace que tu mente este activa en lugar de pasiva.
  • Te anima a ser más observador de nuevas ideas.
  • Te abre nuevos mundos y posibilidades.
  • Creara en ti una predisposición aventurera que te llevará en una nueva dirección.

 

6. Supera las dudas sobre ti mismo.

Si careces de confianza en ti mismo, siempre te sentirás como si estuvieras a merced de otras personas. Cuando asumes una mentalidad de víctima, no tienes las fuerzas necesarias para asumir los obstáculos inevitables de la vida, ni siquiera los mas mínimos.

Las dudas vienen cuando las circunstancias o aún peor, cuando pensamos en salir de nuestra zona de confort. Muchas veces te enfrentas a situaciones que no tienes ni idea de cómo resolver. En estos momentos piensa (y repitelo para ti mismo en voz alta) «No voy a tener miedo porque estoy seguro de que tendré éxito».

Cómo lograrlo?

Nadie más que tú te impide lograr lo que quieres lograr. Es hora de identificar las áreas en las que dudas y no te sientes seguro de ti mismo y elimina esas barreras.

 

7. Enfréntate a tus miedos.

Cuando nos sentimos en control, no tenemos miedo. Cuando tenemos un nivel de comodidad con algo, no da miedo. Cuando no nos sentimos en control, no pensamos claramente porque nuestro cerebro emocional está en el asiento del conductor y se hace cargo. Es por eso que el miedo a menudo parece aleatorio e irracional, nuestras emociones están en control.

Para aumentar la seguridad, hay que acercarse a la amenaza. No sirve evitar, negar o ignorar el miedo.

Cómo lograrlo?

El profesor Ronald Siegel de la Facultad de Medicina de Harvard recomienda esto en su libro The Mindfulness Solution:

Piensa en tu peor temor. Pasa tiempo con ello. Ahora haz que tu miedo sea peor acercándote a él. Imagina lo peor que podría pasar. Ahora enfócate en tu respiración, solo eso pon atención a como respiras, sin cambiar nada. Siente tu cuerpo relajarse. Mira, no has muerto, ¿verdad? Estás en tu camino para conquistar tu miedo.

 

Si no crees en ti mismo, ¿cómo esperas que alguien más lo haga? Empieza hoy el cambio!!!.

Fuente: success.com

Bibliografía que te puede interesar:

A continuación algunos libros que te pueden ser útiles a la hora de trabajar la confianza, son libros seleccionados de Amazon que tienen una puntuación de 4 estrellas o mas, espero te gusten!

 

 

Tal vez te interese...

Te gusto lo que has leído en este post? Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email