Mejorar las habilidades sociales y emocionales de los niños es fundamental ya que determinará su salud social y emocional como adultos. Los padres y maestros deben ser conscientes de que desempeñan roles importantes para ayudar a los niños a entender y manejar sus sentimientos personales. De la misma manera, los padres y maestros también pueden ser modelos efectivos para que los niños emulen en su interacción con los demás.

mejorar habilidades sociales

Los padres necesitan una observación aguda en la crianza de sus hijos, especialmente cuando pasan por diferentes fases de desarrollo social y emocional.

Trabajando desde temprana edad en la mejora de las habilidades sociales de los niños.

Se puede observar, por ejemplo, que los niños de 3 a 5 años se vuelven menos egoístas que cuando tenían solo 2 años de edad. Los niños de cinco años también se vuelven menos dependientes de sus padres, una señal de que su propio sentido de identidad es cada vez más fuerte y más seguro.
A esta edad, los niños son más conscientes y sensibles a los sentimientos y acciones de los demás. Gradualmente dejarán de competir con sus compañeros de juego y aprenderán a cooperar cuando jueguen con amigos. Serán capaces de turnarse en los juegos y compartir juguetes en grupos pequeños, incluso si no están acostumbrados a compartir sus juguetes cuando eran más jóvenes.

Este período de la infancia es el momento en que cada niño comienza a aprender las habilidades necesarias para convertirse en una persona autosuficiente. Cada niño tiene su propia personalidad que determina cada paso del aprendizaje y el desarrollo. Físicamente, este es también un momento de tremendo crecimiento.

La escuela, donde la interacción es totalmente necesaria.

Ya en la escuela primaria y secundaria, tienen habilidades sociales más complejas para aprender, gracias a la creciente presión de los compañeros y ese período incómodo llamado adolescencia. Es un momento en el que se están volviendo más independientes, pero también pueden comenzar a preocuparse demasiado por lo que piensan los demás.

Para mejorar el desarrollo social de su hijo, Lawrence Balter, un psicólogo infantil experto en la crianza de los niños, sugiere las siguientes estrategias:

1. Enséñale empatía

En forma totalmente casual, analiza diferentes escenarios, preguntándole a tu hijo si saben cómo se pueden sentir otras personas (o animales, por ejemplo tu mascota) cuando suceden ciertas cosas. Sustituye las situaciones por situaciones diferentes cada vez, para darle la oportunidad de meterse «en la piel del otro» en diferentes escenarios.

2. Explícale el significado del espacio personal

mejorar habilidades sociales

Enséñale a tu hijo que es importante que todos tengan algo de espacio personal para sentirse cómodos. Un buen método es practicar el uso del espacio personal tanto del propio, como el de los demás, durante el tiempo de juego que ustedes tengan juntos.

3. Practica con ellos las interacciones sociales

Enseña a los niños la forma correcta de iniciar una conversación, de captar la atención de alguien o de unirse a un grupo de niños que ya están jugando juntos. Estas son todas las situaciones que se pueden discutir y analizar en la mesa a la hora de la cena, o en el automóvil de camino a la escuela o en las actividades que desarrollen juntos.

4. Enséñale a respetar turnos

Siéntate con tu hijo por lo menos una hora al día y juega con él para explicarle lo que significa esperar, tomar turnos y compartir.

Los expertos sugieren que los padres deberían alentar a sus hijos a jugar con otros niños, ya sea en el patio de recreo en la escuela, en un parque o en un equipo deportivo.
Invitar a los compañeros para que venga a jugar a casa, es también una buena idea ya que podrás ver como se comporta. Lo fundamental es convertirse en padres modelo, haciendo lo que enseñamos. Esta es la mejor guía para ellos a medida que crece.

Sin embargo, lo importante es que los niños pueden formar vínculos significativos con los demás. Que puedan empatizar e interactuar con los demás de manera apropiada. Y que tengan las habilidades para adaptarse a las situaciones que les son incómodas.

Como ves, todas estas pautas son de sentido común, pero muchas veces nos olvidamos de llevarlas a cabo. No dándoles herramientas que tendrán que aprender si o si mas adelante, con todas las dificultades que esto conlleva.

Bibliografía recomendada:

A continuación, algunos libros que te pueden ser útiles a la hora de mejorar las habilidades sociales y emocionales de tus niños, son libros seleccionados de Amazon que tienen una puntuación de 4 estrellas o mas, espero te gusten!

Tal vez te interese...

Te gusto lo que has leído en este post? Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email