Rasgos de personalidad

Quiero cambiar de personalidad pero ¡Tengo que ser yo! Y ese yo puede ir de ser peculiar e introvertido a bullicioso y abierto, la personalidad es algo curioso. Las preguntas sobre la personalidad han desconcertado a la humanidad desde los inicios. ¿Pueden las personas cambiar? ¿Puede una persona que vive permanentemente enojada aliviar su ira? ¿Puede una persona introvertida ser social y desenvolverse en un entorno  desconocido sin problemas? ¿Cuál es la diferencia entre el comportamiento normal y un trastorno? ¿Cómo te perciben los demás?

Como definimos nuestra personalidad?

Todos tenemos una definición de nosotros mismos, de lo que nos define como personas. Generalmente, la visión que tenemos de nosotros mismos es positiva y si hay algo negativo, lo atribuimos a la «reacción» frente a algo que nos perturba. Somos compasivos al evaluar nuestra personalidad, pero nos resulta casi imposible pasar por alto la de los demás.

Entonces…

Quiero cambiar mi personalidad, pero que es la personalidad?

cambiar personalidad

La personalidad se refiere a las diferencias individuales en los patrones característicos de pensar, sentir y comportarse. Es decir, lo que nos define como individuos y nos hace diferentes del resto. El estudio de la personalidad se centra en dos áreas amplias: una es comprender las diferencias individuales en las características particulares de la personalidad o rasgos generales, como la sociabilidad, la irritabilidad, el ser introvertido, etc. La otra es entender cómo esas distintas partes de una persona, se unen en conjunto, definiéndonos.

La personalidad es permanente?

¿Es realmente posible cambiar la personalidad, o nuestros patrones básicos de personalidad son estáticos durante toda la vida? Mientras que los libros de auto-ayuda a menudo venden planes que puedes seguir para cambiar sus hábitos y comportamientos, hay una creencia persistente de que nuestra personalidad subyacente, o los rasgos generales son impermeables al cambio. El psicoanalista austriaco Sigmund Freud sugirió que la personalidad se ajusta en gran medida a la temprana edad de cinco años. Incluso muchos psicólogos modernos sugieren que, en general la personalidad es relativamente fija y estable durante toda la vida.
Pero que pasa si deseas cambiar tu personalidad? ¿Pueden un diagnostico correcto y el trabajo duro, realizar verdaderos cambios en la personalidad, o estamos atascados para siempre con rasgos indeseables que nos impiden lograr nuestros objetivos?

cambiar personalidad

Deseos de cambio

El deseo de cambiar la personalidad no es infrecuente. Alguna personas tímidas desean ser más sociables y comunicadoras. Personas de temperamento «caliente» podrían desear mantener la calma en situaciones de carga emocional. En muchos momentos de tu vida, es posible que haya ciertos aspectos de tu personalidad que te gustaría cambiar. Puede ser que incluso que te establezcas metas y trabajes en ellas, para hacer frente a esos rasgos potencialmente problemáticos que no te gustan de ti. Por ejemplo, uno de los momentos donde esto ocurre con frecuencia, es en vísperas de Año Nuevo, donde se establecen metas para cambiar aspectos de la personalidad como ser mas paciente, ser mas amable, establecer nuevas amistades, ser mas generoso con los que nos rodean, etc  (y también empezar dietas, ir al gimnasio, no beber mas… esas metas que nos ponemos todos 😉 ).

Los factores que dan forma a la personalidad

Para entender si la personalidad puede cambiarse, primero debemos entender qué es exactamente lo que causa la personalidad. El antiguo debate entre la naturaleza y la educación entra en juego una vez más. ¿La personalidad está formada por nuestra genética (naturaleza) o por nuestra educación, experiencias y medio ambiente (crianza)?

Un poco de historia acerca de la personalidad.

En el pasado, los teóricos y los filósofos solían adoptar un enfoque de uno contra el otro y defendían la importancia de la naturaleza o la nutrición, pero hoy en día, la mayoría de los pensadores estarían de acuerdo en que es una mezcla de las dos fuerzas, las que finalmente dan forma a nuestras personalidades.

Tiene algo que ver la genética en la personalidad?

No solo eso, sino que la interacción constante entre la genética y el entorno puede ayudar a dar forma, a la forma en que se expresa la personalidad. Por ejemplo, podrías estar genéticamente predispuesto/a a ser amigable y relajado/a, pero trabajar en un ambiente de alto estrés podría llevarte a ser más moderado/a y tenso/a de lo que podrías estar en un entorno diferente.
La genética es importante, pero otros estudios también demuestran que nuestra educación e incluso nuestra cultura, interactúan con nuestros planos genéticos para dar forma a quienes somos.

Entonces, ¿qué puedes hacer realmente para cambiar tu personalidad?

Cambiar de un introvertido a un extrovertido puede ser extremadamente difícil (o incluso imposible), pero hay cosas que los expertos creen que puedes hacer para lograr cambios reales y duraderos en aspectos de tu personalidad.

 1. Enfócate en cambiar tus hábitos.

Los hábitos pueden aprenderse, por lo que cambiar tus respuestas habituales a ciertos estímulos a lo largo del tiempo, es una forma de crear un cambio de personalidad. Por supuesto, crear un nuevo hábito o romper un viejo, nunca es fácil y requiere tiempo y esfuerzo. Con suficiente práctica y trabajo, estos nuevos patrones de comportamiento eventualmente te convertirán en una nueva persona.

2. Cambia tus propias creencias.

Si crees que no puedes cambiar, entonces no cambiarás. Si está tratando de ser más extrovertido, pero crees que tu introversión es un rasgo fijo, permanente e inmutable, simplemente nunca intentarás volverte más sociable. Pero si crees que tus atributos personales son modificables, es más probable que hagas un esfuerzo para volverte más sociable y lo consigas.

3. Céntrate en el proceso.

Numerosas investigaciones han demostrado que alabar los esfuerzos, en lugar de la capacidad es esencial. En lugar de pensar «Soy tan inteligente» o «Soy tan talentoso», reemplaza a esas frases con «Trabajé muy duro para conseguirlo» o «Encontré una buena manera de resolver ese problema». Al cambiar a una mentalidad de crecimiento (lo he conseguido), en lugar de un mentalidad fija (soy), puedes encontrar que es más fácil experimentar un cambio y un crecimiento reales.

4. Finge hasta que lo consigas.

El psicólogo positivo Christopher Peterson se dio cuenta desde el principio que su personalidad introvertida podría tener un impacto perjudicial en su carrera como académico.
Para superar esto, decidió comenzar a actuar de manera extrovertida en situaciones que lo requerían, como cuando daba una conferencia a una clase llena de estudiantes o daba una presentación en una conferencia. Eventualmente, estos comportamientos simplemente se convierten en una doble vida. Si bien indico que todavía era un introvertido, aprendió a ser extrovertido cuando necesitaba serlo.

En resumen…

El cambio de personalidad puede no ser fácil, y cambiar algunos rasgos generales puede no ser realmente posible.

Pero los investigadores creen que hay cosas que puede hacer para cambiar ciertas partes de tu personalidad, los aspectos que existen debajo del nivel de esos rasgos generales, pueden ser convertirse en cambios reales en la forma en que actúas, piensas y te desempeñas en tu día a día.

Bibliografía recomendada:

A continuación algunos libros que te pueden ser útiles a la hora empezar el largo camino de cambiar rasgos de tu personalidad que no te gusten, son libros seleccionados de Amazon que tienen una puntuación de 4 estrellas o mas, espero te gusten!

Tal vez te interese...

Deja tu comentario

Si te ha gustado lo que has leído, compártelo!!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email