El término «karma» se usa a menudo con muy poca comprensión de su profundidad. La gente generalmente dice «este debe ser mi karma», sugiriendo que el destino es simplemente una cuestión de suerte (o de mala suerte) de manera aleatoria. Este uso del término, sugiere una falta de poder o responsabilidad personal tanto en la causa, como en el efecto de lo que ocurre en nuestras vidas. La frase «este es mi karma» sugiere victimización, y el karma es cualquier cosa, menos victimización.

¿Qué es el karma?

«Karma» es una palabra sánscrita que significa literalmente «acción». En el budismo, el karma se refiere a los pensamientos, palabras y acciones intencionales y a la energía creada por esos pensamientos, palabras y acciones. La conciencia del karma existía antes que Buda, pero se dice que Buda ha aclarado la comprensión general del mismo.

qué es el karma

Pero al igual que con mucha sabiduría budista, debido a que su escritura se origina en lenguas antiguas y ahora esencialmente «muertas» (sánscrito y pali), es fácilmente malentendida. Esto probablemente contribuyó al malentendido generalizado del karma. Pero hay más que eso.

Tal vez te interese: 7 actos fáciles para hacer del mundo, un lugar mejor.

El karma no significa literalmente que si haces algo bueno entonces las cosas buenas inevitablemente volverán a ti, como un sistema de seguimiento invisible que vincula a la gente mala con el castigo y a la gente buena con las recompensas. Lo que significa es que al buscar hacer lo correcto en cualquier situación dada, tú estarás condicionado la paz y la felicidad en un sentido muy real y concreto. De la misma manera, a través de acciones negativas te condicionas a ti mismo/a a sufrir ahora y en el futuro. Sabiendo esto, podemos ver por qué el karma podría ser fácilmente malentendido de esta manera.

Pero cuidado, nuestras percepciones erróneas sobre lo que nos traerá paz y felicidad afectan todo lo que hacemos. Generalmente se cree que para ser felices y estar en paz, necesitamos un coche nuevo, una casa mas grande, un armario lleno de ropa de diseñador y un equipo personal, listo para servirnos. Incluso algunas personas no llegan a tanto y piensan mas modestamente «Me gustaría tener una casa en la playa, unas cuantas cosas sencillas y estaré bien». Pero esto es igual que lo anterior.

Visión del karma

Si pensamos que necesitamos cualquier cosa fuera de nosotros/as mismos/as para ser felices, entonces estamos equivocados/as. Es por esta falsa visión que deseamos transformar el karma en una especie de cajero automático basado en el comportamiento ético y espiritual. Lo que realmente necesitamos tener en mente, es vivir profundamente en el momento presente con atención y descubrir nuestra verdadera naturaleza, para encontrar la paz y la felicidad, entonces seremos capaces de desprendernos de esta falsa visión.

El Karma es simplemente una energía. Son nuestros propios pensamientos y acciones intencionales (que realizamos voluntariamente). Es la energía que generamos con estas acciones, la que nos afecta ahora y en el futuro en un sentido muy real. No es un sistema de recompensa y castigo y no nos condena en base a nuestros errores del pasado. El Karma es imparcial y esta bajo nuestro control.

Cómo puedes usar el karma como una fuerza guiadora?

Piensa en el karma como una energía que estás creando en cada momento. Cada acción y pensamiento intencional genera energía «kármica». No busques futuras recompensas.
Si haces algo incorrecto, condicionas la mente a la ira, al descontento, a la insatisfacción y a todas las cosas negativas que ya conoces. Al hacer lo correcto, condicionas tu mente para la paz, la alegría, la armonía y sobre todo para el amor.

Tal vez te interese: Mejorar tu vida inmediatamente, 20 cosas que debes dejar.

Estas cualidades, típicamente referidas como «formaciones mentales» en el budismo, son como las flores y las semillas de las que brotan. Cuando nacemos, nace en nosotros la ira, el descontento, la insatisfacción, la paz, la alegría, la armonía, así como docenas de otras formaciones mentales todas mezcladas. Puedes ver estas formaciones mentales, estas emociones, sentimientos y cualidades futuras como semillas.

qué es el karma

Ahora imagina estas semillas descansando en el jardín de tu mente, tu conciencia, siendo constantemente regadas (o siendo descuidadas) por tus pensamientos y acciones intencionales. Dependiendo de los pensamientos, palabras o acciones que tengas, regaras las semillas buenas o regaras las malas.

Estas semillas eventualmente crecen hasta convertirse en brotes. Y cada vez que riegas uno de estos brotes crecen. Si riegas uno de estos brotes lo suficiente, se convertirán en una flor, una poderosa fuerza positiva (o negativa) en tu vida. Si dejas de regar una flor, ésta se marchitará y eventualmente se reducirá a nada. La energía que damos a estas flores es nuestra energía kármica.

Viviendo con atención, podemos observar esta energía kármica que ha condicionado nuestras mentes durante el curso de muchos años, y podemos empezar a cambiar la forma en que actuamos y reaccionamos en nuestra vida diaria. La atención, nos da la capacidad de elegir qué flores regamos y cuáles no. Sin la atención, no tenemos la capacidad de vernos a nosotros mismos lo suficientemente claros para hacer estas distinciones. La conciencia plena ilumina el jardín de nuestra mente y nos permite apoderarnos de nuestras vidas.

Tal vez te interese: 10 reglas para vivir en armonía contigo mismo/a

Así que para usar el karma como una fuerza para nuestro propio desarrollo personal y espiritual, sólo pon atención en tu vida, para identificar tu energía kármica y trabajar para sanar cualquier energía kármica que te retenga.

Usar el karma en tu beneficio

En otras palabras, la energía kármica que nos retiene puede ser puntos de vista incorrectos, creencias limitantes y emociones negativas profundamente arraigadas, entre otras cosas. Cualquier fuerza negativa que estés creando a través de tu actividad intencional, estás creando energía kármica negativa que necesita ser corregida.

Al tratar de pensar, hablar y actuar de manera buena, positiva o «correcta» y al evitar pensar, hablar y actuar de manera mala, negativa o «incorrecta», podrás liberarte de las condiciones mentales negativas y serás capaz de encontrar paz y alegría en cada momento de la vida.

Se consciente de que tienes la habilidad de cambiar tu propia vida. Claro, hay factores fuera del karma, fuera de tus propias acciones que afectan a tu vida. Pero si profundizas en tu comprensión de lo que es la verdadera paz y felicidad, descubrirás que no importa lo que sucede a tu alrededor, tienes la capacidad de experimentar cambiar de vida.

En resumen…

El Karma nos muestra que tenemos la libertad de decidir lo que nos sucede. El Karma no es esa fuerza siempre presente, que castiga nuestras acciones equivocadas y recompensa nuestras buenas obras con placeres terrenales. Es la energía de la acción intencional en nuestras vidas, que es manejada por nosotros.

No importa lo que pasó en el pasado, o por lo que estás pasando ahora mismo, puedes cambiar tu vida si decides hacerlo. Eres libre de experimentar las mejores cosas de la vida. Pero depende de ti tomar medidas. Tú te defines a ti mismo.

Bibliografía recomendada:

A continuación algunos libros que te pueden ser útiles a la hora vivir en armonía contigo misma/o, son libros seleccionados de Amazon que tienen una puntuación de 4 estrellas o mas, espero te gusten!

10 frases sobre el karma que te pueden servir…

El karma, cuando se entiende bien, es solo la mecánica a través de la cual la consciencia se manifiesta.

Deepak Chopra

La forma en la que te trata la gente es su karma; cómo les tratas tú es el tuyo.

Wayne Dyer

Hay una ley natural del karma por la cual las personas vengativas, quienes salen de su camino para hacer daño a otros, terminarán en la ruina y solas.

Sylvester Stallone

Si sigues diciendo que pasaran cosas malas, tienes una buena opción de convertirte en profeta.

Isaac Bashevis

La amabilidad constante puede conseguir mucho. Al igual que el sol derrite el hielo, la amabilidad provoca la evaporación de la falta de entendimiento, de la falta de confianza y de la hostilidad.

Albert Schweitzer

Cuando veas una buena persona, trata de convertirte en él o ella. Cuando veas a alguien que no es tan bueno, reflexiona sobre tus puntos débiles

Confucio

Cuando plantas una semilla de amor, eres tú el que florece

Ma Jaya Sati Bhagavati

Debes apreciar de dónde vienes para saber quién eres en el presente y quién querrás ser en el futuro.

Truth Devour

“Karma” ha sido un término de la cultura popular en los último años, ¿pero qué es? No es un motor inviolable de castigo cósmico. Más bien es una secuencia neutral de actos, resultados y consecuencias.

Vera Nazarian

El karma se mueve en dos direcciones. Si actuamos de forma virtuosa, la semilla que plantamos resultará en nuestra felicidad. Si actuamos de forma no virtuosa, sufriremos los resultados.

Sakyong Mipham

Autor

Ultimos Posts

Sígueme en Facebook

Tal vez te interese...

Deja un comentario

Te gusto lo que has leído en este post? Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email