La resiliencia es el proceso de adaptarse a la adversidad, el trauma, la tragedia, las amenazas o fuentes importantes de estrés, tales como los problemas familiares y de relación. En resumen, se podría decir que la resiliencia, nos permite «cambiar el modo que nos afectan» las experiencias difíciles.

La investigación ha demostrado que la resiliencia es ordinaria, no extraordinaria. La gente comúnmente demuestra resistencia. Un ejemplo es la respuesta de muchas personas ante  una catástrofe natural, como por ejemplo las inundaciones, los huracanes o las pandemias y los esfuerzos de las personas para reconstruir y seguir con sus vidas.

Tal vez te interese: 7 pasos para dejar de sentirse cansada/o sin motivos.

Ser resiliente no significa que una persona no experimente dolor o angustia. El dolor emocional y la tristeza son comunes en personas que han sufrido grandes adversidades o traumas en sus vidas. De hecho, es probable que el camino hacia la resiliencia implique una angustia emocional considerable.

La resiliencia no es un rasgo que la gente tenga o no tenga. Implica conductas, pensamientos y acciones que se pueden aprender y desarrollar en cualquier persona.

Estrategias para construir resiliencia

Desarrollar la resiliencia es un viaje personal. Las personas no reaccionan de la misma manera ante eventos de vida traumáticos y estresantes. Un enfoque para construir resiliencia que funcione para una persona podría no funcionar para otra. La gente usa diferentes estrategias, vamos a ver a continuación 10 de las muchas formas de desarrollar resiliencia, que pueden ser apropiadas para desarrollar tu estrategia personal.

1. Haz conexiones.


Las buenas relaciones con familiares cercanos, amigos u otras personas son importantes para poder adaptarse a la adversidad. Aceptar la ayuda y el apoyo de aquellos que se preocupan por ti y te escuchan, fortalece la resiliencia. Algunas personas consideran que ser activos en grupos cívicos, organizaciones basadas en la fe u otros grupos locales, brinda apoyo social y puede ayudar a recuperar la esperanza a otros en peor situación. Ayudar a otros en su momento de necesidad, también puede beneficiar al ayudante.

2. Evita ver las crisis como problemas insuperables.


Hay un dicho que dice… «siempre que llovió, paró» esto indica que si bien ahora no puedes cambiar el hecho de que suceden eventos altamente estresantes, puedes intentar mirar más allá del presente y ver cómo las circunstancias futuras pueden ser un poco mejores. Cualquier forma sutil que te ayude a sentirte mejor es bienvenida.

3. Acepta que los cambios son parte de la vida.


Ciertos objetivos pueden no ser alcanzables como resultado de situaciones adversas. Aceptar las circunstancias que no se pueden cambiar, pueden ayudarte a enfocarte en circunstancias que si puedes modificar. Por ejemplo, la perdida de un ser querido es una situación devastadora, no hay vuelta atrás, no se puede cambiar el dolor es inevitable. Pero te quedan muchos otros seres queridos, con lo que puedes compartir luego de tu periodo de luto, momentos hermosos.

Tal vez te interese: Cómo aceptarse a uno mismo y de paso, ser feliz

4. Muévete hacia tus metas.


Desarrolla algunos objetivos realistas. Haz algo con regularidad, incluso si parece un pequeño logro, lo importante es que ese logro te permite avanzar hacia tus objetivos. En lugar de enfocarse en tareas que parecen inalcanzables, pregúntate: «¿Qué es lo que sé que puedo hacer hoy, que me ayudara a avanzar en la dirección que quiero seguir?»

5. En vez de pensar tanto, pasa a la acción .

adaptarse a la adversidad


Cuando te enfrentes a situaciones adversas actúa tanto como puedas. En vez de pensar lo bueno que seria que esos problemas o tensiones desaparezcan por si mismos. O incluso esperar que otro los resuelva por ti, toma medidas decisivas y pasa a la acción.

6. Busca oportunidades para el auto-descubrimiento.

adaptarse a la adversidad


Las personas a menudo aprenden algo sobre sí mismas y pueden descubrir que han crecido en cierto sentido como resultado de su lucha contra la pérdida o el dolor. Muchas personas que han experimentado tragedias y dificultades dolorosas han sido capaces de superarlas. La experiencia les ha servido para mejorar sus relaciones, con un mayor sentido de fortaleza (incluso mientras se sienten vulnerables), una mayor autoestima, una espiritualidad más desarrollada y un mayor aprecio su vida y de los que las rodean.

Tal vez te interese: Cómo aprender a estar solo/a y ser feliz

7. Cultiva una visión positiva de ti mismo.


Desarrollar confianza en tus capacidades para resolver problemas y confiar en tus instintos (aunque te equivoques, no pasa nada con equivocarse), te ayudara a desarrollar una mayor capacidad de adaptarse a la adversidad.

8. Mantén las cosas en perspectiva.

adaptarse a la adversidad


Incluso cuando te enfrentes a eventos muy dolorosos, trata de considerar la situación estresante en un contexto más amplio y mantén una perspectiva a largo plazo. Evita hacer un drama de eventos fuera de su proporción. Que tu hijo se saque una mala nota en el colegio, no significa vaya a perder todo el curso escolar o sea el principio del fin.

9. Mantén una perspectiva de esperanza.

adaptarse a la adversidad


Una manera de adaptarse a la adversidad es tener perspectiva optimista, que te permita esperar que te sucedan cosas buenas en tu vida. Intenta visualizar lo que quieres, en lugar de preocuparte por lo que temes y ve tras ello…

10. Cuídate.

adaptarse a la adversidad


Presta atención a tus propias necesidades y sentimientos. Participa en actividades que disfrutes y encuentres relajantes. Haz ejercicio regularmente. Cuidar de ti mismo te ayuda a mantener tu mente y cuerpo preparados para enfrentar situaciones que requieren resistencia.

Tal vez te interese: La rutina de 7 minutos para ponerse en forma creada por científicos

Como te comente al principio, existen formas adicionales de adaptarse a la adversidad que te pueden ser útiles. Por ejemplo, algunas personas escriben sobre sus pensamientos y sentimientos más profundos relacionados con el trauma u otros eventos estresantes en sus vidas, hacer esto da a los pensamientos una perspectiva que puedes usar para auto evaluarte (Puedes empezar con en este post. 😉 ). La meditación y las prácticas espirituales ayudan a algunas personas a construir conexiones y restaurar la esperanza, llegado el caso… pruebalas!

La clave es identificar lo que es mas probable que funcione bien para ti  y usar eso, como parte de tu propia estrategia personal para fomentar tu resiliencia.

Bibliografía que te puede interesar:

A continuación algunos libros que te pueden ser útiles a la hora de trabajar la resiliencia y adaptarse a la adversidad, son libros seleccionados de Amazon que tienen una puntuación de 4 estrellas o mas, espero te gusten!

Video: Resiliencia, Poder y Liderazgo

Nacida en Comodoro Rivadavia, Alicia Torres es especialista en Docencia e Investigación en Ciencias Económicas, Analista en Sistemas y Facilitadora CEFE, con formación profesional en Coaching Ontológico. Es además Psicodramatista, Diplomada en Coaching Ejecutivo y actualmente está cursando el Mastering Coaching Skills. Es Directora de Management Patagonia y docente universitaria. Integrante del equipo de extensión e investigación en el marco de la Facultad de Ciencias Económicas. Ha diseñado y desarrollado numerosos cursos de capacitación estándar e in-company para organizaciones públicas y privadas. Ha publicado varios artículos en medios de la disciplina como Management Herald. Actualmente es columnista de la sección de Management de la Revista Socios.

10 Frases acerca de adaptase a la adversidad, que pueden serte de ayuda.

«Debemos aceptar la decepción finita, pero nunca debemos perder la esperanza infinita.»

Martin Luther King

«En tres palabras puedo resumir todo lo que he aprendido acerca de la vida: Continúa hacia adelante.»

Robert Frost

«Cuando todo parezca ir contra ti, recuerda que el avión despega contra el viento, no a favor de él.»

Henry Ford

«La mayor gloria no está en no caer nunca, sino que en levantarnos cada vez que caemos.»

Confucio

«Aprende a ser feliz con lo que tienes mientras persigues todo lo que quieres.»

Jim Rohn

«No sabes lo fuerte que eres hasta que ser fuerte es la única opción que te queda.»

Bob Marley

«No dejes que lo que no puedes hacer, interfiera con lo que puedes hacer

John Wooden

«Nunca, nunca, nunca te rindas.»

Winston Churchill

«El fracaso no es caer, sino que negarse a levantarse

Proverbio chino

«La resiliencia se entiende como la capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas y ser transformado positivamente por ellas.»

Edith Grotberg

Tal vez te interese...

Te gusto lo que has leído en este post? Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email