Proponte una meta, ejerce tu propio liderazgo… empezando con un minuto!

Casi todos nosotros nos fijamos periódicamente una nueva meta o desafío y un poco después de empezar, dejamos de intentarlo. Terminamos diciéndonos que no estamos listos todavía, que lo haremos la próxima semana, el próximo mes … el próximo año. Alcanzar metas es nuestro deseo, pero algunas veces se hace cuesta arriba.

Incluso podemos perseguir una meta con bastante fuerza al principio. Pero una vez que hayamos hecho una pequeña cantidad de esfuerzo, nos diremos que ya hemos hecho lo suficiente, y que es hora de tomar todo esto ‘de empezar una nueva vida‘ más lentamente.

¿Por qué siempre sucede esto? La respuesta es bastante obvia: Porque tratamos de lograr mucho, demasiado rápido; queremos resultados casi de inmediato… Porque empezamos a hastiarnos de la nueva responsabilidad; Porque es difícil cambiar los viejos hábitos y probar algo nuevo.

El Kaizen, o el principio de un minuto

En la cultura japonesa existe la práctica del Kaizen, que incluye la idea del «principio de un minuto» para la autorealizacion. El concepto de este método es la idea de que una persona debe practicar haciendo eso que quiere llevar a cabo por un solo minuto, todos los días a la misma hora. Claramente, no debería ser ningún problema para absolutamente nadie (incluso para la persona más perezosa) llevar a cabo una tarea determinada, por una cantidad de tiempo tan insignificante. Sera muy fácil encontrar una excusa para no hacer algo por media hora o una hora al día, pero será muy difícil hacerlo si solo tenemos que dedicarle 60 segundos.

Ya se trate de hacer ejercicios, escribir un diario personal o leer un libro en un idioma extranjero, siempre iremos dejando esa tarea que nos resulta incomoda para después, pero a no desanimarse… podemos convertir esa pesada carga en una actividad que traerá alegría y satisfacción. El secreto es dar un pequeño paso a la vez, y así, poco a poco empezaras a transitar el camino de la autorealizacion y podrás obtener grandes resultados.

Es importante superar esa falta de confianza que puedas tener en tus propias habilidades, así como liberarte de esos sentimientos de culpa e impotencia. Es necesario experimentar una sensación de victoria y éxito para seguir adelante.

Cuando te sientas inspirado por esos sentimientos, poco a poco vas a aumentar la cantidad de tiempo que dedicas a hacer la tarea que te has propuesto, tal vez al principio sólo por cinco minutos más, pero luego esto pronto se convertirá en media hora y luego incluso, más tiempo. De esta manera, el principio de un minuto le permite ver el progreso que estás haciendo muy claramente.

Orígenes

El Kaizen se originó en Japón y la palabra  contiene dos raíces: ‘kai’ (cambio) y ‘zen’ (sabiduría). Fue inventado por Masaaki Imai, quien cree que esta filosofía puede aplicarse con igual éxito tanto al mundo de los negocios, como a la vida personal.

A primera vista, esta práctica puede parecer dudosa e ineficaz para las personas que han crecido en la cultura occidental, con su énfasis en la idea de que los resultados sólo pueden lograrse realizando inmensos esfuerzos. Pero los elaborados y desafiantes programas de automejora pueden acabar agotando, si no se ven resultados tangibles a corto plazo, mientras que el Kaizan es algo que cualquier persona puede intentar, en prácticamente cualquier esfera de su vida. En Japón, por ejemplo, se aplica a menudo para mejorar las técnicas de gestión.

Todo lo que tienes que hacer es entender lo que quieres lograr, y empezar!!!.

Fuente: timesnet.ru

 

Bibliografía que te puede interesar:

A continuación algunos libros que te pueden ser útiles a la hora de trabajar en alcanzar cualquier meta que te propongas, son libros seleccionados de Amazon que tienen una puntuación de 4 estrellas o mas, espero te gusten!

Tal vez te interese...

Te gusto lo que has leído en este post? Compartelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email